06-10-2020 -

Nadia Podoroska, a semis de Roland Garros

Nadia Podoroska, a semis de Roland Garros

La argentina continúa haciendo historia en el Abierto de Francia. En la mañana argentina y tarde europea le ganó a Elina Svitolina por 6-2 y 6-4.

Nadia Podoroska sigue escribiendo la historia grande del tenis femenino argentino en su semana soñada. Dio el gran golpe en los cuartos de final de Roland Garros y sacó del torneo a la que actualmente era la máxima favorita, Elina Svitolina. La argentina se impuso por 6-2 y 6-4 en poco más de una hora de juego y obtuvo el boleto a las semifinales del torneo.

La rosarina de 23 años, que está en el cuadro principal del Abierto francés por primera vez en toda su carrera, debutó en la Philippe-Chartier, la cancha principal del mítico Grand Slam. No le pesó para nada el partido ante la número 5 del ranking WTA y 3ª preclasificada para este certamen.

Tuvo un tenis arrollador, con un primer set soñado. En apenas 35 minutos, le dio una verdadera lección a la ucraniana de 26 años, que llegó a ser 3 del planeta en 2017 y acumula dos títulos en este año. Podoroska le quebró todos los saques a su rival –tuvo cuatro– y apenas cedió en dos ocasiones el propio para celebrar el 6-2 que le puso un pie entre las cuatro mejores del certamen. El detalle: los últimos dos servicios se los ganó en 15-40 y 0-40.

La 131° del mundo tuvo que batallar más en el segundo set, donde se profundizó la tendencia errática en los saques de ambas tenistas. Nadia cedió el suyo en tres oportunidades y la ucraniana en cuatro. El último quiebre fue para el triunfo de Podoroska, quien desperdició dos match points pero de todos modos logró imponerse por 6-4 para un momento histórico de su vida.

Ubicada entre las cuatro mejores del Grand Slam, espera por su rival en semifinales: enfrentará a la ganadora del duelo entre Iga Świątek (54 del mundo) y Martina Trevisan (159°). Desde el otro lado, las clasificadas a semifinales saldrán de los duelos entre Danielle Collins-Sofia Kenin y Petra Kvitová-Laura Siegemund.

La última vez que una representante nacional estuvo en esta instancia de Roland Garros había sido en la edición 2004 con Paola Suárez. Había dado el golpe al vencer a la promisoria rusa Maria Sharapova en cuartos de final (6-1 y 6-3), pero luego cayó en semifinales contra Elena Dementieva (6-0 y 7-5).

Svitolina era la máxima candidata a quedarse con el título, ya que la rumana Simona Halep (pre clasificada número 1) y la checa Karolína Pliskova (2°) habían sido eliminadas en las rondas previas. Como contrapartida, Nadia pegó el salto al cuadro principal de Roland Garros por primera vez en su vida luego de superar tres partidos de la qualy.

Cabe destacar que es un Roland Garros atípico, donde las Top Ten se ausentaron por diversos problemas o fueron eliminadas rápidamente. Ashleigh Barty (1° y campeona defensora) decidió bajarse por la pandemia, Naomi Osaka (3°) no viajó por una lesión en el tendón de la corva, Bianca Andreescu (7°) acumula un extenso parate por una lesión en la rodilla, Serena Williams (9°) abandonó en segunda ronda por una lesión en el talón de Aquiles y Belinda Bencic (10°) optó por ausentarse del torneo a última hora por un problema en el brazo derecho.

Nadia, una hija de farmacéuticos que pegará un salto sustancial en el Ranking WTA (se ubicaría en el Top 40) gracias a la mejor actuación de su trayectoria, tuvo que dar batalla desde la qualy para arribar a esta parte del cuadro. Su primer partido fue el 22 de septiembre contra la polaca Magdalena Frech (6-2 y 6-2). Luego dejó en el camino a la rumana Jaqueline Cristian (6-0 y 6-4) y a la asiática Wang Xinyu (6-2 y 6-4), en un partido que le dio el pase al main draw.

Hacía seis años que una representante albiceleste no lograba llegar hasta el cuadro principal de Roland Garros. Su debut oficial se desarrolló ante la belga Greet Minnen (110° del mundo), a quien superó por 6-2 y 6-1. Luego llegó el turno de su primer gran golpe sobre la mesa grande: sacó del torneo a la kazaja Yulia Putintseva, 27 del mundo, con un 6-3, 1-6 y 6-2.

El libro dorado de Podoroska tenía todavía más espacio para seguir quebrando maleficios para el tenis argentino en el certamen francés. La eslovaca Anna Karolina Schmiedlová (161°) no pudo hacerle frente: la venció 6-3 y 6-2 para lograr que una argentina llegue a los octavos de final por primera vez en nueve años.

El último paso ante estos cuartos de final se desarrolló frente a Barbora Krejcikova (37°), quien le dio pelea pero no pudo evitar ser derrotada por Nadia por 2-6, 6-2 y 6-3.

Hasta el momento, la argentina acumuló 425.000 euros en premios gracias al pase a semifinales, una cifra que supera ampliamente a lo ganado en toda su carrera (unos 255.000 euros según los registros oficiales de la WTA). En caso de llegar a la final, esa cifra ascenderá hasta los 850.500 euros, que se multiplicarán a 1.600.000 euros si sale campeona.









 

No hay encuestas disponibles.