28-12-2020 -

Messi sobre su futuro: "No tengo nada claro hasta que termine el año"

Messi sobre su futuro:

El delantero de Barcelona habló en exclusivo con el periodista español Jordi Évole y expresó sus sensaciones respecto al año que le tocó vivir en lo personal y grupal en su equipo como así también qué sintió cuando se entero de la muerte de Diego Armando Maradona.


Lionel Messi no suele hablar demasiado y, cuando lo hace, en conferencias de prensa de ocasión, no es de sumergirse demasiado en la profundidad de las situaciones más delicadas. Por eso levantó polvareda la noticia de una entrevista exclusiva del 10 del Barcelona y la Selección Argentina. La misma fue emitida en la tarde de nuestro país en La Sexta, en un especial conducido por el periodista que habló con Leo: Jordi Évole.

Mucho se habló de la posible salida de Messi del club catalán luego de la catástrofe en la Champions League con derrota 2-8 con Bayern Munich y con los cortocircuitos públicos con el titular de la institución, Josep María Bartomeu, especialmente tras la salida del uruguayo Luis Suárez.

Más allá de eso, el argentino aseguró: "Siento todo por esta camiseta. El Barça es mi vida. Llevo aquí desde los 13 años, he vivido más en Barcelona que en Argentina y el club me lo dio todo como persona. Tengo una relación de amor por lo que viví desde que llegué acá".

Y navegó por las aguas turbias de lo sucedido en los últimos meses con una declaración terminante: "El club está realmente mal, muy mal, será difícil volver a estar donde estábamos".

Aunque trató de mostrar optimismo: "Es verdad que pasé muy mal los momentos del verano y los de antes, por cómo terminó la temporada. Después vino el burofax... Pero ahora me encuentro bien y con ganas de pelear por todo lo que tenemos por delante. Estoy ilusionado, aunque el club está pasando momentos complicados. Son momentos difíciles, como para todo el mundo".

Sin embargo, cuando le preguntaron por aquel bendito documento que envió y cuyo nombre se popularizó por esos días, no dudó: "Volvería a mandar el burofax porque es una manera de hacerlo oficial. En los últimos seis meses le dije al presidente que me iba, pero él me decía que no y lo quise hacer oficial".

Messi aseguró que tenía decidido dejar el club "antes del despido de Suárez", pero dejó entrever que eso le colmó todavía más la paciencia: "Me pareció una locura lo que hicieron, por cómo se fue. Se marchó gratis, pagándole su contrato y a un equipo que lucha por lo mismo que nosotros".

Incluso Messi reveló que llegó a soltar lágrimas, aunque prefirió no ofrecer demasiadas razones. "No he llorado por temas deportivos, aunque sufrí muchísimo, pero por otros temas sí que lloré, aunque no voy a entrar en detalles".

Y agregó, sobre su decisión: "No hubo un click para que la tomara. Fueron muchas cosas que se fueron juntando. Si iba a juicio, los abogados me decían que tenía la razón, pero no quería irme así del Barcelona".

Respecto al presidente Bartomeu fue terminante: "Me mintió en muchas cosas. No voy a decirlo porque no soy así, pero te puedo decir que en muchas cosas".

En Barcelona se vendrán elecciones pero Lionel se quiere mantener al margen de cualquier postura. "Prefiero no posicionarme sobre ningún candidato porque imaginate lo que dirían -se excusó-. Sólo (pido) que quien agarre el cargo, haga bien las cosas para poner el club donde se merece. Yo no hablé con ningún candidato, hay que celebrar las elecciones y ver qué pasa".

Y volvió sobre su futuro en el club. "No tengo nada claro hasta que termine el año. Ahora solo pienso en acabar la temporada y ganar títulos. Sé que hay mucha gente del Barça que aún me quiere, pero voy a hacer lo mejor para el club y para mí".

¿La Major League Soccer norteamericana, tal vez? "Siempre tuve la ilusión de vivir en Estados Unidos, vivir esa experiencia", sorprendió Messi, aunque luego tiró el freno de mano: "Hoy por hoy estoy centrado en estos seis meses, en luchar por lo que se pueda y no pienso en cómo terminará el año porque no sería bueno que yo diga lo que voy a hacer. No lo sé, tampoco".

Aunque la puerta, claro, quedó abierta. Nada de promesas de amor eterno. "No sé si voy a irme, pero si me fuera, me gustaría irme de la mejor manera y poder volver en un futuro al club -reconoció Messi-. El Barcelona es mucho más grande que cualquier jugador".

Y cerró ese tema con una declaración de principios: "Es una historia de amor desde muy chiquito con el club y la ciudad. Termine como termine, no se debe manchar todo lo que supuso mi carrera. Siempre todo se supera y ya veremos el final".

Sin aclarar si lloró o no, otro tema ineludible fue la muerte de Maradona que dio lugar a preguntas que jamás se le habían hecho a Messi. Primero, Leo contó que se enteró por un mensaje de su papá. Y comentó: "No lo podía creer. Sabíamos que Diego no estaba bien pero no podía creer que hubiera muerto. Fue algo terrible y en ese momento una locura".

Consultado respecto a la jugadora de fútbol femenino que no quiso homenajear a Maradona, respondió con corrección política: "Cada uno es libre de opinar y de hacer lo que quiera. No a todo el mundo le gustó Maradona por su manera de vivir. Cada uno es libre de actuar".









 

No hay encuestas disponibles.